Vestuario de protección de manos


A la hora de desempeñar cualquier trabajo, lo primero que tenemos que saber es que siempre existen algunos riesgos asociados que se deben de contemplar. De hecho, todo esto habrá sido sopesado de antemano por el departamento de riesgos laborales y, de esta manera, habrá establecido un protocolo que se debe de seguir con el objetivo de minimizar que se produzca cualquier tipo de accidente, así como saber cómo actuar en el caso de que algo malo acabe pasando.

En algunos trabajos existe la posibilidad de que nuestras manos queden dañadas (por ejemplo, cuando trabajamos con madera, con metal, con electricidad, o simplemente cargando y descargando artículos). Es por ello por lo que uno de los elementos de protección más comunes y efectivos son los guantes de seguridad, incluidos dentro de la categoría de vestuario de protección de manos.

Es importante que tengas en cuenta que existen toda una gran cantidad de guantes diferentes, y cada uno de ellos disponen de unos usos asociados distintos: no elegiremos el mismo tipo de guantes si, por ejemplo, necesitamos que nos protejan ante el riesgo de electrocución, que si bien evitamos que podamos estar en contacto con astillas. Los primeros habrán sido diseñados con materiales especiales que serán aislantes; los segundos también tendrán un determinado nivel de protección, aunque no será el mismo.

En cualquier caso, antes de comprar un determinado modelo de guantes de seguridad, lo primero que se debe de hacer es evaluar al pie de la letra el riesgo contra el que nos estamos protegiendo, o del que vamos a proteger a todos nuestros trabajadores.

Únicamente sopesando todo lo anterior, podemos estar seguros de que el nivel de protección de nuestras manos va a ser el adecuado.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.